SUSTITUCIÓN DE LA PENA PRIVATIVA DE LIBERTAD DEL ART. 88 CODIGO PENAL

La sustitución de la pena privativa de libertad es una institución que pretende evitar los efectos negativos que provocan las penas privativas de libertad de corta duración, sobre individuos de escasa peligrosidad, para los cuales una pena menos gravosa que la prisión es suficiente para cubrir los fines de reinserción, reducación y prevención especial.

Existen dos tipos de sustitución,
– La legal , que por mandato del art. 71.2 CP, obliga a suspender las penas privativas de libertad inferiores a los 3 meses.
– La sustitución potestativa para el Juez o Tribunal, recogida en el art. 88CP, para penas inferiores a los 2 años de prisión.
La posibilidad de sustitución se encuentra recogida en el art. 88 CP, y las penas por las que se sustituye la prisión son la de multa, la de trabajos en beneficio de la comunidad y la de localización permanente. Permite conjugar los fines de prevención especial -pena menos lesiva- y los de prevención general -cumplimiento de la pena-.
ART 88 CP:

1. Los jueces o tribunales podrán sustituir, previa audiencia de las partes, en la misma sentencia, o posteriormente en auto motivado, antes de dar inicio a su ejecución, las penas de prisión que no excedan de un año por multa o por trabajos en beneficio de la comunidad, y en los casos de penas de prisión que no excedan de seis meses, también por localización permanente, aunque la Ley no prevea estas penas para el delito de que se trate, cuando las circunstancias personales del reo, la naturaleza del hecho, su conducta y, en particular, el esfuerzo para reparar el daño causado así lo aconsejen, siempre que no se trate de reos habituales, sustituyéndose cada día de prisión por dos cuotas de multa o por una jornada de trabajo o por un día de localización permanente. En estos casos el Juez o Tribunal podrá además imponer al penado la observancia de una o varias obligaciones o deberes previstos en el artículo 83 de este Código, de no haberse establecido como penas en la sentencia, por tiempo que no podrá exceder de la duración de la pena sustituida.

Excepcionalmente, podrán los jueces o tribunales sustituir por multa o por multa y trabajos en beneficio de la comunidad, las penas de prisión que no excedan de dos años a los reos no habituales, cuando de las circunstancias del hecho y del culpable se infiera que el cumplimiento de aquéllas habría de frustrar sus fines de prevención y reinserción social. En estos casos, la sustitución se llevará a cabo con los mismos requisitos y en los mismos términos y módulos de conversión establecidos en el párrafo anterior para la pena de multa.

En el caso de que el reo hubiera sido condenado por un delito relacionado con la violencia de género, la pena de prisión sólo podrá ser sustituida por la de trabajos en beneficio de la comunidad o localización permanente en lugar distinto y separado del domicilio de la víctima. En estos supuestos, el Juez o Tribunal impondrá adicionalmente, además de la sujeción a programas específicos de reeducación y tratamiento psicológico, la observancia de las obligaciones o deberes previstos en las reglas 1ª y 2ª, del apartado 1 del artículo 83 de este Código.

2. En el supuesto de incumplimiento en todo o en parte de la pena sustitutiva, la pena de prisión inicialmente impuesta se ejecutará descontando, en su caso, la parte de tiempo a que equivalgan las cuotas satisfechas, de acuerdo con la regla de conversión establecida en el apartado precedente.

3. En ningún caso se podrán sustituir penas que sean sustitutivas de otras.”

REQUISITOS PARA LA SUSTITUCIÓN DE CONDENA:

1.- Que el sujeto sea condenado a menos de un año de prisión. (excepcionalmente 2 años, cuando de las circunstancias del hecho y del culpable se infiera que el cumplimiento de aquéllas habría de frustrar sus fines de prevención y reinserción social).

2.- Que no se trate de reos habituales. ( Con respecto al concepto de habitualidad, hemos de tener en cuenta lo manifestado por la Jurisprudencia el TS: “la definición legal de la misma contenida en el artículo 94 del mismo Texto, es aplicable exclusivamente a la suspensión y sustitución de las penas privativas de libertad ”. STS 1212/2006 de 25 de octubre ).

3.- Cuando lo aconsejen:
– las circunstancias personales del reo
– la naturaleza del hecho
– la conducta del reo
– el esfuerzo por reparar el daño causado

CIRCUNSTANCIAS PERSONALES DEL CONENADO

Con respecto a las mismas, no se exige un informe favorable de reinserción.

Se trata de establecer un juicio de peligrosidad mediante unas circunstancias que, aun cuando recuerden al Derecho penal de autor, no fundamentan la sanción sino la individualización de la ejecución, atienden sólo a la prevención especial y no a criterios preventivo-generales o retributivos (1).
Entre las circunstancias personales se suelen incluir la existencia de condenas anteriores, situaciones familiares, circunstancias laborales, como el tipo de trabajo y las expectativas de mantenerlo.

Como los autos sobre sustitución de condena no son susceptibles de casación, hemos de acudir a la jurisprudencia menor para observar las más comunes causas de denegación:
“las condenas posteriores a la sentencia y previas al análisis de la sustitución (AAP de Barcelona, de 29/12/06) que demuestran la peligrosidad (AAP de Tarragona, de 3/7/06), ser condenado en el período de suspensión (AAP de Las Palmas, de 23/4/07)”
Cumplidos todos los requisitos antedichos, el juez o tribunal puede imponer al penado la observancia de una o varias de las obligaciones o deberes previstos en el art. 83 CP (los previstos para la suspensión).

SUSTITUCIÓN EN CASO DE DELITOS DE VIOLENCIA DE GENERO

Según la modificación introducida por LO 1/2004 y LO 15/2003 la pena de prisión sólo puede sustituirse por trabajos en beneficio de la comunidad.
El juez podrá imponer, adicionalmente, la sujeción a programas específicos de reeducación y tratamiento psicológico, la observancia de obligaciones o deberes previstos en las reglas 1 y 2 y del art. 83 (prohibición de acudir a determinados lugares y prohibición de aproximarse a la víctima o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal o de comunicarse con ellos)

REGLAS DE CONVERSIÓN PARA LA SUSTITUCIÓN

Las penas privativas de libertad se sustituirán por:
– multa: 1 día prisión = 2 cuotas de multa
– trabajos en beneficio de la comunidad : 1 día de prisión = 1 jornada de trabajo

INCUMPLIMIENTO DE LA PENA SUSTITUTIVA

La pena de prisión inicialmente impuesta se ejecutará descontando, en su caso, la parte del tiempo a que equivalgan las cuotas satisfechas, de acuerdo con la regla de conversión utilizada para la sustitución.

En el Ordenamiento jurídico encontramos dos supuestos en los que queda prohibida la aplicación de la suspensión de condena:
– En el CP Militar -arts. 44 y 97.c)- y en la Ley Orgánica Procesal Militar -arts. 368 y siguientes- en donde se excluye la sustitución de la pena a los militares condenados.
– En la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, sobre los Estados de Alarma, Excepción y Sitio, cuyo art. 30.2 prohíbe la aplicación de este beneficio durante la vigencia del Estado de Excepción a los condenados por delitos contra la seguridad ciudadana o el orden público cometidos durante dicho estado.

INSEGURIDAD JURÍDICA Y DISCRECIONALIDAD

El art 88.1 CP lleva a cabo una distinción entre una sustitución ordinaria de prisión no superior a un año y una extraordinaria que no supere los dos años de prisión . “Excepcionalmente, podrán los Jueces y Tribunales sustituir..”, comienza el párrafo segundo del art 88.1 para referirse a la sustitución de las penas inferiores a dos años. Sin embargo, como la aplicación de este beneficio es potestativa para el Juez o Tribunal, en la práctica, lo que es excepcional para unos Juzgados y Tribunales, para otros no lo es, y así, la suspensión en ocasiones goza de inseguridad jurídica.

En la práctica observamos en que casos similares, con circunstancias similares, y cuyos condenados podrían obtener este beneficio, en unos Juzgado y Tribunales lo obtienen y en otros no. Con lo que se da la paradoja de que, ante el mismo reproche jurídico, un sujeto puede cumplir prisión y otro beneficiarse de la sustitución de condena.

La solución podría pensarse, que se encontrara en una unificación jurisprudencial, pero las resoluciones sobre la sustitución de condena, no son susceptibles de recurso de casación ante el TS y la Jurisprudencia menor , no es fuente del Derecho, en el sentido del art. 1.6 del código Civil.

De lege ferenda, tal vez sería preferible acotar más los requisitos de sustitución y llenar de contenido los conceptos jurídicos indeterminados, lo que tal vez reduciría ese arbitrio judicial, pero evitaría que ante el mismo reproche penal y bajo circunstancias similares, un condenado cumpliera condena y otro pagara una multa.

(1) Cfr. Prats Canut, J.M./Tamarit Sumalla, J.M., en Quintero Olivares, G. (dir.), Comentarios al Código penal, 5ª ed., tomo I, Aranzadi, Cizur Menor, 2008, p. 657.

VERÓNICA CALVO UZCUDUN

Written by

Comments are closed.